Red #MamáEjecutiva: “¿Sola yo? ¡Jamás!

¡Siempre viviré con el amor de mis hijos!
No cabe duda que es necesario vivir para valorar y entender las distintas situaciones o retos que nos pone la vida. En esta época decembrina, es de lo más enriquecedor, hacer una reflexión sobre lo que hemos vivido durante el año o incluso a lo largo de nuestra vida, ¿no crees? Y seguro, después de ésta reflexión, te preguntas a ti misma: “¿en serio, he logrado todo esto?”. Justo, por ello para la Red de #MamáEjecutiva, en este número en especial, hago un reconocimiento público a la labor de una muy querida compañera y amiga, ella es Yose Line Carine Morales, quién ha creído en este proyecto y ha decidido compartirnos su maravillosa experiencia como mamá “multi-rol”. Espero que la disfruten tanto como yo…

“Cuando Enrique llegó a mi vida, ésta dio un giro de 360 grados. Tenía 24 años, y con muchos planes y créanme que ninguno de ellos era ser mamá. Pero ahí estaba, el 26 de febrero del 2006 con un bebé en brazos aprendiendo lo que no me enseñaron en la escuela: ser mamá. 45 días después de nacido decidí separarme de su papá, así que este nuevo rol lo enfrentaba sola. Trabajaba y cuidaba a mi hijo, me convertí en #MamáEjecutiva. Al principio fue muy difícil adaptarme a los dos roles. Vivía entre pauta de medios, pañales, biberones, eventos en la noche, juntas, etc… ¿Cómo logre sobrevivir? No lo sé. Lo que puedo decirte es que la ayuda de mi familia fue fundamental y necesaria en esta etapa. Mi papá fue clave en la educación de mi hijo; en
muchas ocasiones fue nana, cocinero, compañero de juego, maestro, y padre ya que mi trabajo
no es nada benévolo en eso de los horarios.

7 años después puedo decir que todo ha valido la pena. Mi hijo entiende perfectamente que lo amo y también que amo mi trabajo. Durante todo este tiempo, he tratado de ser mejor persona, mejor mujer, mejor profesionista pero sobre todo mejor mamá. Y este último rol sé que no lo hecho mal porque todos los días Kike se encarga de demostrarme su amor de una u otra forma.

Hoy me esfuerzo el doble, ya que hace cinco meses llegó a nuestras vidas Patricio y junto con él un nuevo reto profesional, que acepté sin miedos. Hoy estoy segura que estoy preparada para esta nueva aventura, y estoy consciente que me equivocaré en algunas situaciones, pero los errores son parte del aprendizaje.

¿Cuál será la fórmula para lograr el equilibrio como mamá y profesionista? Creo que no hay fórmula, ya que cada caso es diferente. Lo que sí sé es que seré más disciplinada con mis horarios, estableceré prioridades (es imposible hacer todo el mismo día, realmente hay cosas que sí podemos dejar para mañana), seré menos aprensiva conmigo misma, seguiré aceptando la ayuda de mi familia y amigos, daré tiempo de calidad a mis hijos pero sobre todo pondré el corazón y el alma en cada cosa que haga con ellos y en mi trabajo.

Para este 2014, empezaré el año tomando nuevamente una decisión importante en mi vida: Seguir sola con mis hijos, pero con la convicción de ser una buena #MamáEjecutiva.

Para todas aquellas que son #MamáEJecutiva, les deseo que este año 2014, sea un año para lograr el equilibrio que cada una de nosotras necesitamos, porque ser #MamáEjecutiva no es fácil pero tampoco es imposible”.

Foto: Cortesía

OTRAS COLUMNAS DE PATY RAMÍREZ:

Red #MamáEjecutiva: 5 propósitos de año nuevo que te serán de gran ayuda.

Mamá Ejecutiva: ¿Ser o estar?… ¡Esa es la cuestión!

Mamá Ejecutiva: Soy mamá y papá, ¡así de golpe!

Mamá Ejecutiva: El significado del verbo correr.

Mamá Ejecutiva: Náusea, mareos, sueño y… ¡mi jefe frente a mí!

Mamá Ejecutiva: Soy mujer, profesionista y ¡soy mamá! ¿Quieres que te cuente? 

Acerca del autor: Patricia Ramírez Díaz (13 Posts)

VP Servicio a cliente en Cohn & Wolfe México. Licenciada en Publicidad, egresada del CECC Pedregal. Con más de 15 años de experiencia en el área de Relaciones Públicas. Apasionada de la vida y su trabajo. Su gran motor son su esposo y sus hijos. Ama pasar el tiempo con ellos, disfrutar cada momento y ser testigo de cada uno de sus logros. Su objetivo diario no es dar cantidad si no calidad de tiempo; sea mucho o poco, deberá ser una experiencia inolvidable. Es amiguera, disfruta de la buena comida y su mejor terapia, es el shopping. Síguela en sus redes sociales.


Patricia Ramírez Díaz

VP Servicio a cliente en Cohn & Wolfe México. Licenciada en Publicidad, egresada del CECC Pedregal. Con más de 15 años de experiencia en el área de Relaciones Públicas. Apasionada de la vida y su trabajo. Su gran motor son su esposo y sus hijos. Ama pasar el tiempo con ellos, disfrutar cada momento y ser testigo de cada uno de sus logros. Su objetivo diario no es dar cantidad si no calidad de tiempo; sea mucho o poco, deberá ser una experiencia inolvidable. Es amiguera, disfruta de la buena comida y su mejor terapia, es el shopping. Síguela en sus redes sociales.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *