PILOTO DE LA FORMULA 1

María Teresa de Filippis nació en noviembre de 1926 en Nápoles, Italia. Desde niña su pasión fueron los caballos y se dice que durante su adolescencia era una buena jinete. Un día, cuando contaba con 22 años de edad, dos de sus hermanos apostaron entre ellos que María Teresa no podía manejar rápido, ella se sintió molesta por el comentario y decidió inscribirse en la carrera de Salerno – Cava dei Tirreni, conduciendo un Fiat Topolino y la ganó. A partir de ese momento el interés de María Teresa,  cambió, para sorpresa de sus padres, de los caballos a los autos.

En una entrevista que concedió al diario The Observer en 2006 comentó que sus padres aunque sorprendidos de su decisión, no se opusieron a ella y su madre le aconsejaba: “Maneja despacio y gana.”

En 1954 quedó en segundo lugar del campeonato de automóviles deportivos de Italia, no obtuvo el primer lugar a causa de un grave accidente en el cual casi pierde la vista, ese fue su primer accidente. Sin embargo, de Filippis llamó la atención de la escudería Maserati que la contrató como piloto y piloto de pruebas, durante esos años compitió en varias carreras de diferentes categorías  y sufrió al menos dos accidentes. El primero durante una prueba en Mugello, su auto se precipitó a un barranco y María Teresa quedó colgada de un árbol qué es lo que le salvó la vida. En 1956 durante los 1000 kilometros de buenos Aires, al tratar de esquivar a un corredor más lento de Filippis, salió despedida del carro y fue a estrellarse contra un poste telegráfico. El saldo, un brazo roto. María Teresa intentó por primera vez inscribirse en un Gran Premio de Fórmula 1. Los oficiales del Gran Premio de Francia le negaron el permiso para competir. Uno de ellos llegó a declarar que el único casco que una mujer debería utilizar era el que le ponían en el salón de belleza. Hay quienes ponen esta anécdota años después en 1958 entre el Gran Premio de Mónaco y el de Bélgica.

En 1958 y a bordo del Maserati en el que Juan Manuel Fangio, el gran piloto argentino y uno de los más grandes en la historia de la Fórmula 1, había conseguido su quinto campeonato, María Teresa haría su primer intento por correr en un gran premio de Fórmula 1. Se dice que Fangio aconsejó y trabajo con María Teresa a lo largo de ese año. Incluso llego a decirle: “Manejas muy rápido y te arriesgas demasiado”, a pesar de ello María Teresa no calificó al Gran Premio de Mónaco. En el siguiente Gran Premio, el de Bélgica, de Filippis se convirtió en la primera mujer en correr una carrera de Fórmula 1, aunque quedó en último lugar, mas tarde ese mismo año participó en dos carreras más el Gran Premio de Portugal y el Gran Premio de Italia. En ambos premios se vio obligada a abandonar. En Portugal un accidente partió por la mitad su automóvil, accidente del que María Teresa salió ilesa y en Monza por problemas mecánicos del carro.

En 1959, de Filippis pasó a formar parte del equipo de Jean Behra que corría con un modelo de Porsche que el mismo Jean había modificado y que se conocía como el Porsche -Behra. La suerte le volvió de nuevo la espalda a María Teresa en Mónaco y no calificó para la carrera. Es entonces cuando sucede un trágico accidente en la pista de Berlín, en el que Jean Behra pierde la vida. Durante ese año María Teresa ve a muchos amigos cercanos morir en la pista y decide retirarse del automovilismo, casarse y tener una familia. Habrían de pasar 20 años para que María Teresa de Filippis regresara al automovilismo. Habrían de pasar quince años para que una mujer volviera a correr en un circuito de la máxima categoría del automovilismo. A la fecha sólo cinco mujeres han participado en Grandes Premios de la Fórmula 1 y solo una ha anotado puntos en el campeonato; Lella Lombardi, también italiana.

A pesar de que desde 1979 María Teresa de Filippis se incorporó al Club Internacional de Pilotos de Grandes Premios de Fórmula 1, del cual es vicepresidenta desde 1997, en 2004 participo como miembro fundador del club Maserati, y de que es hoy presidenta. A pesar de lo cual en su entrevista de 2006 a The observer, de Filippis admite que ya no tiene ningún interés por las carreras de automóviles de hoy en día:

“No me gustan tanto las carreras de autos de estos tiempos. Muy poco queda del deporte  como era en mis tiempos.” María Teresa de Filippis vive en Milán.

Foto: Hooniverse.com  

Pero… ¿Quién es Armando Enríquez?

 

Productor de Televisión desde 1986, actualmente Senior Producer del noticiero de Pedro Ferriz de Con en Cadenatres. Estudió cine en el CCC, ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados.

 

Acerca del autor: The Pink Point (1675 Posts)


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *