Manos de seda en 5 pasos

El cuidado de las manos no es de nuestras actividades primordiales, pues con las tareas diarias y el escaso presupuesto que nos queda, es difícil darnos un pequeño espacio para consentirnos. Sin embargo, no debemos olvidar que las manos son parte de nuestra carta de presentación.

Por ello, te doy los mejores tips para consentirte como te mereces:

1.- Elige el color del esmalte.

Los colores en tendencia para el invierno 2017 son los metálicos plateado y dorado, los tonos oscuros negro y café, rojos vino, y el tradicional nude que nunca pasa de moda. Una vez seleccionado el color:

2.- Manicure tradicional.

  • Lima tus uñas en la misma dirección para darles forma.
  • Aplica removedor de cutícula y deja remojar tus dedos en agua caliente.
  • Con un palito de naranja empuja delicadamente la cutícula, sólo recorta lo que se desprendió (recuerda no recortar de más, por que saldrá de más).
  • Pule un poco tus uñas con una lima de cuatro caras para darles un acabado de salón.
  • Finaliza reposando con un aceite hidratante.

3.- Efecto gel.

  • Antes de aplicar cualquier producto, remueve todo residuo de aceite con jabón neutro y agua caliente, para que tenga una mejor adherencia.
  • Pasa suavemente una lima por la superficie de tus uñas para remover el brillo, de igual manera, en una sola dirección para no dañarlas.
  • Comienza con una capa delgada de base, asegúrate de que TODA la uña quede cubierta por el producto, sellándola de extremo a extremo.
  • Continua aplicando el esmalte que elegiste, con 2 o 3 capas dando un minuto y medio de secado entre cada capa.
  • Termina con un brillo para lograr un acabado de salón.
  • Lava tus manos y elimina todo el residuo restante.

4.- Exfoliante casero para uñas.

Con una cucharada de aceite de argán y una de azúcar, haz una mezcla homogénea y aplícala sobre tu uña dando un ligero masaje circular, dedícale un minuto a cada uña. Enjuaga con agua caliente y aplica una crema hidratante.

5.- Exfoliante casero para manos.

Con dos tazas de azúcar morena, una de azúcar blanca, una taza de aceite de girasol y una cucharada de extracto de vainilla, crea una mezcla homogénea, hasta que queden de un solo color. Aplica una cantidad considerable sobre tus manos y masaje suavemente durante 10 minutos, enjuaga con agua caliente.

Finaliza aplicando una crema hidratante, ¡notarás la diferencia!

El secreto está en mantener una continua hidratación, con tu alimentación y los productos adecuados, para conseguir esas manos de seda que siempre has deseado.

Acerca del autor: Ximena Meza (4 Posts)

Escritora de moda, belleza, estilo de vida, viajes y datos curiosos. Apasionada por la moda hippie/bohemia. Creativa, pacífica, amorosa, energética y divertida.


Ximena Meza

Escritora de moda, belleza, estilo de vida, viajes y datos curiosos. Apasionada por la moda hippie/bohemia. Creativa, pacífica, amorosa, energética y divertida.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *