Mamá Ejecutiva: Soy mujer, profesionista y ¡soy mamá! ¿Quieres que te cuente?

Si alguien me hubiera dicho hace seis años que mi vida daría un giro de 180 grados, que enfrentaría pruebas complicadísimas y que necesitaría de toda mi fuerza y más para poder salir adelante, simplemente hubiese dicho con toda firmeza: “no, ni pensarlo… ¡no podré hacerlo!, favor de buscar a alguien más”.

Hoy, – seis años después – al cerrar los ojos, aun recuerdo con toda claridad cada uno de esos cambios que he vivido; momentos de incertidumbre, miedo, angustia, presión, entre otros. Sin embargo, a decir verdad, en el fondo de todo esto… nunca dejé de sentir una gran emoción y ganas de vivir con intensidad cada momento. Algo dentro de mí me motivaba a seguir adelante y a seguir mi instinto. Hoy, no dejo de decir: “¡Gracias Dios por confiar en mí y concederme la mayor de las bendiciones… la de ser mamá!”. Desde entonces, me he auto-nombrado ‘Mamá Ejecutiva’.

En mi infancia, viví y gocé de un núcleo familiar tradicional; en donde los roles y actitudes estaban definidas y limitadas por el género, en todos los aspectos. En ese entonces, así lo dictaba la sociedad. Así que tuve la bendición de contar con una cariñosa mamá que dedico minuto a minuto de su vida a sus 4 hijos y a su esposo. Y a un ejemplar papá, que trabajaba la mayor parte del tiempo para proveer lo necesario a la familia. A pesar de haber vivido en un esquema familiar tradicionalista, yo evoluciono de éste para enfrentar un papel ‘multi-rol’. Me considero una mamá moderna”, dedicada a desarrollarme tanto en lo personal como en lo profesional. Mi trabajo es un medio que me lleva a la autorrealización. Pese a lo que opine cierto segmento en la sociedad, creo firmemente en la igualdad de géneros en términos de actitudes y responsabilidades. Estoy convencida que el rol de la mujer cada día va tomando mayor fuerza, nosotras mismas trabajamos día a día para construir y fortalecer nuestra imagen. Nos la estamos creyendo, somos fuertes, independientes, trabajadoras, con una pasión y energía que nos lleva a alcanzar lo que queremos. Las mujeres que llevamos como estandarte #MamáEjecutiva, tenemos un potente motor que nos da la fuerza y nos llena de inspiración, ¿qué es? nuestra familia… ¡nuestros hijos!

Tengo alrededor de 15 años dedicada al tema de las Relaciones Públicas, soy lo que se conoce como “publirelacionista”. Soy una apasionada de mi trabajo, disfruto cada día, porque siempre hay un aprendizaje que fortalece mi experiencia. Estoy casada y tengo dos pequeños maravillosos; una nena hermosa de 5 años y un hermoso de 9 meses. Te imaginarás que por un lado estoy graduándome al pasar de una niña pequeña a niña grande y por otro, iniciándome como mamá de bebé por segunda ocasión… ¿difícil?… qué dices… ¡Si y mucho!.

Tú que eres #MamáEjecutiva, seguro podrás entenderme; es muy distinto cuando se tiene como única obligación trabajar y ver por uno mismo y tu esposo –en caso de tenerlo-… En mi caso, el poder levantarme temprano, ir al gimnasio, socializar en medio de un desayuno y posterior dirigirme a la oficina, ha quedado atrás. En ese entonces, no importaba que tan complicada estuviera la agenda ni lo que me pudiesen afectar los cambios de horario a última hora…Nada como un feliz regreso a casa, una cenita y una buena película, para compensar la tan saturada jornada del día.

Una #MamáEjecutiva no puede pensar las cosas sin medir tiempos, valorar prioridades y actuar con toda responsabilidad y compromiso, ya que su tiempo ya no le pertenece al cien… contamos con las mismas horas del día pero con muchas responsabilidades más que hay que cumplir al mismo tiempo.

Esta columna, es un reconocimiento a la #MamáEjecutiva… la tarea no es nada fácil, sin embargo, juntas podremos construir un camino más llevadero, compartiendo experiencias, que si las vemos con un tono positivo, nos daremos cuenta que si bien es muy difícil y que se requiere de mucho carácter para enfrentar este ‘multi-rol’, también nos daremos cuenta que somos tan bendecidas que si no tuviéramos el potencial para ser mamá y profesionista… seguro no nos hubieran elegido para serlo, ¿no crees?…

Foto: Cortesía

Acerca del autor: Patricia Ramírez Díaz (13 Posts)

VP Servicio a cliente en Cohn & Wolfe México. Licenciada en Publicidad, egresada del CECC Pedregal. Con más de 15 años de experiencia en el área de Relaciones Públicas. Apasionada de la vida y su trabajo. Su gran motor son su esposo y sus hijos. Ama pasar el tiempo con ellos, disfrutar cada momento y ser testigo de cada uno de sus logros. Su objetivo diario no es dar cantidad si no calidad de tiempo; sea mucho o poco, deberá ser una experiencia inolvidable. Es amiguera, disfruta de la buena comida y su mejor terapia, es el shopping. Síguela en sus redes sociales.


Patricia Ramírez Díaz

VP Servicio a cliente en Cohn & Wolfe México. Licenciada en Publicidad, egresada del CECC Pedregal. Con más de 15 años de experiencia en el área de Relaciones Públicas. Apasionada de la vida y su trabajo. Su gran motor son su esposo y sus hijos. Ama pasar el tiempo con ellos, disfrutar cada momento y ser testigo de cada uno de sus logros. Su objetivo diario no es dar cantidad si no calidad de tiempo; sea mucho o poco, deberá ser una experiencia inolvidable. Es amiguera, disfruta de la buena comida y su mejor terapia, es el shopping. Síguela en sus redes sociales.

You may also like...

7 Respuestas

  1. Leticia ramirez dice:

    Me encanto el reportaje, considero que las vivencias compartidas serán de mucha ayuda. Muy bien por todas esas mamás que juegan doble papel. Adelante. Felicidades.

  2. Iliana Tenorio dice:

    Muy cierto este nuevo rol que nos gusta vivir, Paty no pudiste usar mejores palabras para definir MAMA EJECUTIVA .

  3. Pamela Díaz dice:

    Qué orgullo serlo, y gran satisfacción llegar al final del día y pese a los problemas cotidianos hacer una síntesis y sentirte feliz.
    Mama ejecutiva, felicidades por tu columna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *