LARGO CABELLO NEGRO

 

Meses, días, semanas, a veces horas… años… segundos

no hay unidad de tiempo, que sea suficiente

ni bolso, con espacio exacto…

todo parece un difuso flashback,

entre los ojos cansados, se escapan momentos…

la papelera se encuentra liberando espacio,

vivimos un aglutinar de ideas, desechables…

lo realmente importante, no tuvo uso

la vida perdió proporciones, los centímetros acortaron los metros…

los que pusiste de por medio,

sin querer fuimos distanciando, las caricias…

me bañé en pasado, no quise serlo… no tan pronto, ni mañana

pero cada minuto parece irse, con suspiros ,menos profundos…

con suspiros, más esporádicos…

qué triste es la sonrisa, cuando parece envejecer…

y créeme, que no hablo de la edad… ni del tiempo, perdido

hablo de cuando la sonrisa, pierde la memoria de ser, lo que es…

en tu mirada nació una esperanza, la que sembré en tu largo cabello negro

esa larga noche… tan larga, como tu cabello… igual de largo fue el tiempo vivido

cuando todo comenzó, cuando todo era más, pausado…

tan largo como ese primer beso… tan presente; tan vivido… tan elogiado

y es en esos momentos de añoranza, cuando la luna…

testigo y cómplice, su blanca piel se vuelve cine…

reflejo sublime, de cuando todo era bello… especial,

se vuelve tarde de lluvia, confundidas emociones…

tomando una taza de café, estoy, esa que solo tú mirada endulzaría…

abrigando la memoria… para fijar los detalles, que debí arropar

¿Qué hice mal? ¿Porqué, no me permite, más tardes de abril?

estoy en el otoño de una relación, que le prometí más puestas de sol…

el crucero zarpó… y en el muelle frió,

con boleto en mano, me despido…

tu largo cabello negro, no brillara más para mí…

sin razones, sin melodías… observo un partir lento, con el tiempo bueno

se marcha algo que pensé mío, algo que pronostiqué eterno…

se perdió el lazo… se quedo el horizonte, lejano y despejado,

en el muelle silencioso… en silencio, me quedo… pidiendo al tiempo

que todo vuelva al principio… de pronto…

veo como todo regresa, a su lugar

la lluvia sube a su nube… las manecillas regresan a la una…

tu vuelves a mí… el otoño en primavera,

y atracas en el muelle… donde nunca debiste partir.

Foto: Cortesía del autor

Pero… ¿Quién es Arturo H. Manríquez?

 En las Noches las letras danzan por mis manos y se escapan en tinta, cada una tiene tu cara, tu sonrisa y tu mirada. By: Manríquez.

Acerca del autor: The Pink Point (1675 Posts)


También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Les comparto mi poema, inspirado en el . . .

    CABELLO LARGO

    Cabello largo,
    negro, sedoso,
    tu amor tiene algo
    muy caprichoso.

    Es bello marco
    para tu cara,
    cual cielo zarco
    en mañana clara.

    Un terciopelo
    para mis manos,
    que da desvelo
    a quereres vanos.

    Luce sereno
    sobre tus hombros,
    yo por ti peno,
    mi alma en escombros.

    No tiene broches,
    moños ni adorno,
    solo las noches
    de su contorno.

    Huele a fragancia
    de frescas rosas,
    te da elegancia,
    la de las Diosas.

    Llega a cintura,
    linda figura,
    toca cadera
    tu cabellera.

    Tenme confianza,
    dame esperanza,
    teje una trenza
    de dicha inmensa.

    Mata de pelo,
    tierno recelo,
    tienes por sello
    terso cabello.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 09 de octubre del 2010
    Reg. INDAUTOR No. 03-2010-102913333100-14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *