LA MEGAMARCHA Y OTRAS COSAS INÚTILES

Como las circunstancias ahora son distintas, el movimiento de los 132 se ha dado a la tarea de crear un plan de acción con exigencias que rayan en lo absurdo, como por ejemplo, la creación de “un jurado que evalúe la calidad social de los programas de televisión”. Me pregunto quién tendrá para estos jóvenes la suficiente autoridad intelectual y moral para decidir qué programas podemos ver los mexicanos. Y es que para ellos la gran culpable de que AMLO haya perdido, es la manipulación ejercida por los programas de televisión.

Supongamos que la mayoría de los mexicanos tiene debilidad intelectual y se deja manejar por televisa y tv azteca. ¿Cómo diferenciar a la gente manipulada de la que no lo está? ¿Haber votado por AMLO significa la diferencia de estar manipulado a estar informado? Si una persona que acostumbra ver Pequeños Gigantes o Laura de todos, se pone a ver Canal 22 ¿adquiere conciencia política?

Exigen libertad y es justamente lo que intentan limitar (pedir que se prohíban programas que carecen de “calidad social” sin reconocer el derecho que tiene la gente de ver lo que le plazca, incluso “programas basura”)

Se definen “movimiento a favor de la verdad” cuando marchan prodigando mentiras, ellos sí, con la intención de manipular (decir que el triunfo de Peña fue una imposición, cuando obtuvo la victoria a través de los votos de millones de mexicanos)

Argumentan que se trata de un fraude, cuando la única prueba que tienen es la mera corazonada.

Dicen que su lucha no es por AMLO, sino por la democracia, cuando sabemos que toda esa rabia deviene de la frustración de ver a su apóstol derrotado.

La megamarcha no es del todo inútil: es un medio para demostrar que miles de personas estarán al pendiente de cualquier error que se cometa desde el gobierno, y para que el presidente electo nos demuestre que tiene la capacidad para dirigir al país y hacerlo de buena manera.

Movilizarse con esa intención es algo que se aplaude. Pero hacerlo defendiendo mentiras y pensando que realmente van a tumbar un proceso electoral, sería del todo inútil.

Habrá que darles un pellizco para que despierten de su sueño.

Foto: Facebook

Pero… ¿Quién es Astor Ledezma?

Es Ingeniero Químico Metalurgista y Materiales por la Universidad Autónoma de Coahuila. Narrador y columnista de medios impresos y electrónicos.

Acerca del autor: The Pink Point (1675 Posts)


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *