El dilema de la elección del tejido de mi vestido de novia

Tendencia, moda, tradición e incluso hacer un statement son algunas de las razones por las que habitualmente una novia optaría por realizar la elección del material del tan deseado vestido ceremonial. Pero, ¿cuáles son las variables y aspectos que verdaderamente importan al momento de elegir? Déjame ayudarte.

Partiremos del aspecto más influyente y determinante para las culturas y sociedades no sólo mexicana sino incluso latinoamericana, que es la influencia que la ceremonia, mayormente de tradición judeo-cristiana, tiene sobre nosotros.

Tenemos el antecedente histórico de la época victoriana en la Gran Bretaña por habernos heredado el uso del color blanco y sus derivados para el momento de este enlace tan especial. El motivo religioso, que también está vinculado a los usos y costumbres de las religiones antes mencionadas, trasciende fronteras e influencia a la entonces corona española que como bien sabemos se halla profundamente ligada a nuestra cultura nacional y sincréticamente mezclada con sus tradiciones locales nos arroje el primer tejido que sigue siendo clásico: el encaje.

Este tejido infinitamente ruco en textura y delicadeza se ha convertido en un básico, el tiempo de elaboración y la dedicación que requiere para ejecutarse lo convierte definitivamente en una de las mejores elecciones para un traje ritual como lo es tu vestido de novia. Ha de recordarse que los primeros ejercicios de esta preciosa labor eran realizados por monjas en los antiguos conventos españoles, lo cual le otorga una connotación espiritual adicional a este material, un básico recomendado para cualquier tipo de cuerpo, figura y ocasión; definitivamente siempre lucirás espectacular envuelta en él. Sus variantes el suttage, chantilly, fivolité, monovar entre muchos otros.

Si hablamos de tendencias bastaría con darle una hojeada a cualquier revista o incluso libro histórico de recopilación de eventos sociales para darnos cuenta que de forma cíclica hay tejidos y materiales que hacen su aparición, desde los bordados, rebordados y  brocados de seda más pesados recomendados únicamente para aquellas almas barrocas y románticas que además poseen el beneficio de las siluetas largas y estilizadas  (recordar que se trata de materiales pesados, densos, voluminosos y que por supuesto tienen a engrosar y aumentar la silueta), pasando por los rasos, satines y tafetas con hilos sedosos que remontan indiferentemente a ambientes y sensaciones sofisticadas y elegantes, con el beneficio de ser bastante más ligeras, moldeables y fáciles para maniobrar el día del evento y por supuesto de adaptarse según los estilos y diseños a muchos tipos de mujer, hasta finalmente tocar la ligereza y sutilidad e incluso fantasía que proporciona el tulle y el chiffon perfectos para los eventos en playas, jardines o aquellos espíritus libres y bastante más sencillos que quieran fluir con delicadeza durante su gran día.

La tecnología de los materiales durante los últimos años nos ha dado acceso a tejidos cuyas posibilidades son infinitas. Hoy tenemos a disposición lienzos absolutamente llenos de lentejuelas y pedrería que en la antigüedad probablemente habría tomado años e incluso décadas confeccionar al alcance de muchos bolsillos; cortes laser, plumas, pieles sintéticas, cristales, etc., hoy son elementos con los que podemos jugar, por supuesto recomendables para los espíritus atrevidos, únicos y edgy que pretenden ser inolvidables en la memoria de todos sus invitados.

Cualquiera que sea tu elección recuerda que lo más importante es que te sientas cómoda con lo que traes puesto. Esto seguro garantiza que puedas proyectar a tu alrededor tu plenitud, felicidad y realización, no hay mejor traje para una mujer que sentirse completa en sí misma.

Acerca del autor: Alejandro Reyes-Ortíz (14 Posts)

Socio y Director de Promotora Nupcial SA de CV y de sus marcas Bella Novia, Bella Gala y Bella Quince (www.simplementebella.mx). Arquitecto, interiorista y experto en negocios internacionales. Tercera generación de una de las familias líderes a nivel nacional en el ámbito nupcial en México y con reconocimiento internacional. La misión de su empresa: “Vestir los sueños de las personas para celebrar el comienzo de una nueva vida”.


Alejandro Reyes-Ortíz

Socio y Director de Promotora Nupcial SA de CV y de sus marcas Bella Novia, Bella Gala y Bella Quince (www.simplementebella.mx). Arquitecto, interiorista y experto en negocios internacionales. Tercera generación de una de las familias líderes a nivel nacional en el ámbito nupcial en México y con reconocimiento internacional. La misión de su empresa: “Vestir los sueños de las personas para celebrar el comienzo de una nueva vida”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *