Dieta alcalina contra el cáncer de mama

Para entender las bases de la dieta alcalina y lograr aplicarla a nuestra vida diaria, es necesario entender algunos conceptos. La dieta alcalina, busca llevar al organismo a un equilibrio interno a través de mantener un pH adecuado.

El pH es un índice que mide la relación ácido-base de un medio y su escala va de 0 a 14:

  • Un pH neutro es igual a 7
  • 0 a 7 indica acidez, siendo 0 el más ácido
  • 7 a 14 indica alcalinidad, siendo 14 el más alcalino

El pH de nuestra sangre y otros fluidos corporales es ligeramente alcalino y debe mantenerse estable (alrededor de 7.40), ya que una ligera acidificación (pH inferior a 7.40) trae consigo alteraciones a la salud. Sin embargo, nuestro cuerpo presenta una tendencia a la acidificación, por lo que existe una lucha permanente para eliminar el exceso de ácidos por vías respiratorias y urinarias, para así mantener un pH adecuado.

Existen situaciones de la vida cotidiana que pueden contribuir a presentar un pH ácido; por ejemplo, el consumo de tabaco y alcohol, el agotamiento, el estrés, el sedentarismo, la contaminación, etc. Y si a esto sumamos una ingestión rica en alimentos ácidos, e insuficiente en alimentos alcalinos, estamos favoreciendo a que pudiéramos padecer hiperacidez.

Vivir en un medio ácido es causa de enfermedades, ya que éste es propicio para que los agentes patógenos se desarrollen y así, dificulten al cuerpo a eliminar toxinas y organismos dañinos, lo que nos vuelve más susceptibles a enfermedades, infecciones e incluso al cáncer.

Consecuencias de la hiperacidez:

  • Descalcificación y osteoporosis
  • Mayor riesgo de padecer enfermedades del corazón
  • Mayor probabilidad de padecer artritis
  • Tendencia a retener líquidos
  • Envejecimiento celular (hiperoxidación)
  • Insuficiencia inmunitaria: infecciones frecuentes
  • Mayor riesgo de cáncer (las células cancerosas se desarrollan con mayor facilidad en medio ácido)
  • Colitis y gastritis

Cuando un alimento es metabolizado, es decir, asimilado y aprovechado para las funciones vitales de nuestro cuerpo, produce aumento o disminución de la acidez dependiendo de sus propiedades.

Los jugos Natura 100%, las verduras y la mayor parte de las frutas son alcalinos y contribuyen a compensar el exceso de ácidos que normalmente se producen en el organismo. Mientras que una alimentación con demasiada carne, leche, azúcares, harinas (alimentos procesados e industrializados) resulta acidificante.  Con esto, no queremos decir que se deban eliminar totalmente de la dieta, sino que se debe disminuir su consumo y aumentar la cantidad de alimentos alcalinos para lograr un equilibrio.

Es importante tener presente que el sabor de un alimento no tiene que ver con la reacción que producirá en nuestro organismo. Por ejemplo, el limón tiene un sabor ácido; sin embargo, cuando es metabolizado en nuestro cuerpo, deja un residuo de minerales alcalinos por lo que su acción es alcalinizante.

También es importante señalar que algunos alimentos se vuelven ácidos cuando son procesados, es así que el chocolate común que encontramos en la tienda con azúcar es ácido, a diferencia del cacao que no lo es. Lo mismo sucede con la mermelada, que no resulta ácida si la preparas en casa.

O por ejemplo, los jugos de frutas envasados que contienen azúcar añadida, colorantes, conservadores son ácidos, pero los que son empaquetados con la leyenda jugos 100% sin azúcar añadida, como los jugos Natura son alcalinos.

Tabla de alimentos alcalinos y ácidos

Da clic en la imagen para aumentar su tamaño

Da clic en la imagen para aumentar su tamaño

Nuestra comida debe ser variada, lo ideal es mantener una dieta rica en alimentos alcalinos (naturales, crudos, sin procesar, como verduras, frutas o jugos Natura 100%) en un 70% y moderada en alimentos ácidos (procesados e industrializados, carnes, lácteos, panes, pastas, cereales) un 30%.

Acerca del autor: Marybel Yañez (2 Posts)

Estudió la carrera de Nutrición y Ciencia de los Alimentos en la Universidad Iberoamericana; cuenta con una certificación en Health Coaching por la Universidad Autónoma de México; realizó su especialidad en Nutrición en el Deporte y la Actividad Física, en la Universidad de Barcelona, España; Nutrición Pediátrica en el Centro de Estudios Superiores de la Universidad de Cádiz en Barcelona, España; cursó un Posgrado en Obesidad y Síndrome Metabólico en la Universidad Nacional de Tucumán Buenos Aires, Argentina; es miembro activo del Colegio Mexicano de Nutriólogos y Directora General y creadora del concepto SI NUTRE. Ha trabajado como coordinadora de proyectos en marketing alimentario, protocolos de investigación, pláticas de nutrición, orientación alimentaria a escuelas, organización de congresos, así como participación en chats sobre nutrición y publicación de artículos en diferentes revistas. Ha participado como conferencista en expo Tu bebé y tú, expo Salud y Bienestar, al igual que en congresos médicos. Da consulta privada de nutrición a niños, embarazadas y control de peso. Fue docente en el Instituto Superior de Gastronomía Mariano Moreno, impartiendo las materias de Nutrición y Bromatología, Seguridad e Higiene, Tecnología de Alimentos y Taller de Comida Sana. Ha impartido cursos y pláticas como: Aprende a comer, Alimentación correcta, Desarrollo y Nutrición en el niño preescolar y escolar, Manejo de la obesidad infantil y Manejo del Plato del Bien Comer, Norma Oficial Mexicana 043, entre otros.


Marybel Yañez

Estudió la carrera de Nutrición y Ciencia de los Alimentos en la Universidad Iberoamericana; cuenta con una certificación en Health Coaching por la Universidad Autónoma de México; realizó su especialidad en Nutrición en el Deporte y la Actividad Física, en la Universidad de Barcelona, España; Nutrición Pediátrica en el Centro de Estudios Superiores de la Universidad de Cádiz en Barcelona, España; cursó un Posgrado en Obesidad y Síndrome Metabólico en la Universidad Nacional de Tucumán Buenos Aires, Argentina; es miembro activo del Colegio Mexicano de Nutriólogos y Directora General y creadora del concepto SI NUTRE. Ha trabajado como coordinadora de proyectos en marketing alimentario, protocolos de investigación, pláticas de nutrición, orientación alimentaria a escuelas, organización de congresos, así como participación en chats sobre nutrición y publicación de artículos en diferentes revistas. Ha participado como conferencista en expo Tu bebé y tú, expo Salud y Bienestar, al igual que en congresos médicos. Da consulta privada de nutrición a niños, embarazadas y control de peso. Fue docente en el Instituto Superior de Gastronomía Mariano Moreno, impartiendo las materias de Nutrición y Bromatología, Seguridad e Higiene, Tecnología de Alimentos y Taller de Comida Sana. Ha impartido cursos y pláticas como: Aprende a comer, Alimentación correcta, Desarrollo y Nutrición en el niño preescolar y escolar, Manejo de la obesidad infantil y Manejo del Plato del Bien Comer, Norma Oficial Mexicana 043, entre otros.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *