Después del divorcio, también hay amor

Llegó San Valentín, la fecha que los forever alone odian y desacreditan y los enamorados del amor disfrutan plenamente. Pero en el amor hay varias facetas y voy a hablarles de lo que hay después del divorcio…

En todo tipo de despedida hay fuertes emociones, sin embargo, cuando se trata de un divorcio el proceso es doloroso y me atrevería a decir catastrófico. Sin ahondar en las razones de una separación, el amor o desamor que queda, puede llenarte de sentimientos de rencor, odio y hasta venganza, según sea el caso y la persona.

¡Qué difícil es despedirse!

Dicen que crecer es aprender a decir adiós, pero ponerlo en práctica resulta complicado.

El proceso suele durar varios años. No voy a negarlo, es difícil y por supuesto doloroso. Los sentimientos de enojo y dolor, son provocados por el desengaño, los sueños y planes rotos que se habían creado en la mente. Digamos, una fantasía.

Durante mi proceso de divorcio, mis frustraciones revoloteaban como pájaros sobre mi cabeza, dándome razones y sugerencias del por qué el matrimonio no había funcionado. Sus errores iban a la cabeza (obvio) y me tomó bastante tiempo darme cuenta de los míos, para encontrar un balance. Les voy a confesar, que cuando encontré los míos fue un proceso curativo ma-ra-vi-llo-so.

¡Y es que no pasa nada!

Infalibles no somos, cometemos miles de equivocaciones al día y de los errores es que aprendemos en este juego de la vida, ¿cierto?

A final de cuentas, si te equivocas al elegir carrera, vestido, casa, trabajo y hasta de amigos, ¿porqué aferrarnos a no equivocarnos en la elección de pareja? O, peor aún, si es difícil convivir con tus hermanos, ¿cómo podemos esperar elegir a una persona para toda la vida y no equivocarnos?

Debemos ser realistas y entender que el matrimonio es sólo parte del juego del amor y que no todos vamos a sacar de score 100. Al menos no de primera.

¿Hay amor después del divorcio? Por supuesto que sí.

Si es que te das la oportunidad de conocer gente nueva, de trabajar en tu dolor para sacarte esa nube negra de rencor que hace una nata en tu visión. Si perdonas y te perdonas, seguro que encontrarás a alguien más. O una o dos o tres. No importa cuántas. Lo importante es disfrutar el camino y dar importancia a la experiencia, no al final.

Si sabes andar en bici, recuerdas los lindos paseos que diste con tus hermanos, papás o amigos. Casi nadie recordamos los guamazos que nos dimos y cuánto nos dolió. ¿Sabes por qué no duelen tanto? Porque una caída en bici, no le pega tan fuerte a nuestro ego. Bueno, entonces deja el ego de lado y montante en la bici del amor ¡nuevamente!

Conozco a tantas personas divorciadas que encontraron un amor maravilloso después de eso, que con certeza te digo que sigas adelante. Trabaja en tu persona, ahonda en tu interior, conócete para que busques esa persona que te complementa y no que te reta. Busca un terapeuta, un libro, lo que te ayude a sanar tu niña/o interior y cuando estés listo, ¡vas!

¿Se acuerdan que en mi proceso de divorcio mis frustraciones revoloteaban? Pues las dejé de lado, para empezar a salir nuevamente. Me di la oportunidad de conocer gente nueva y ¡bum! encontré una persona que me hacía sentir bien conmigo y que me enriquecía el alma.

Sin tomar grandes decisiones decidí seguir el camino, una cosa llevó a la otra, un viaje y después otro viaje, conocer a nuestros hijos, mudanza, un conflicto, una comida familiar, otro conflicto, conversaciones infinitas, acuerdos, soluciones, actos de amor uno tras otro que nos han mantenido juntos ya 9 años.

¿Cuál es la clave?

No soy erudita en la materia, pero si algo tuviera que decirles, diría “aprende de tus errores, cede, escucha, ponte en los zapatos del otro y quiérete”.

Quiérete tanto como para cuidar a esa persona que te hace sentir tan bonito, y si te quieres lo suficiente, podrás escucharla y modificar uno que otro comportamiento que no viene bien entre ustedes. Quiérete tanto que observes que te quiera igual, que esté dispuesto a hacer lo mismo para ti. Quiérete tanto como para aceptar lo que puedes cambiar y lo que no, quiérete para aceptar que así como lo conoces, así será siempre. Quiérete para hacer de lado comportamientos daniños por egoísmo. Quiérete como para seguir el juego y seguir queriendo.

¡Feliz día de San Valentín!

Por Laura Alvarado
FB/IG: LauAlvaradoMaquillista
TW: @lazamarron
http://notperfectandbeautiful.tumblr.com/

Sigue leyendo la edición #YoAmo de #Las8DeLasBloggers en el blog de Irma del Olmo, el tema: “Amar después de los 50“.

Acerca del autor: The Pink Point Staff (476 Posts)

El punto donde las mujeres se reúnen para enterarse de los temas más relevantes en el mundo femenino: moda, belleza y bienestar.


The Pink Point Staff

El punto donde las mujeres se reúnen para enterarse de los temas más relevantes en el mundo femenino: moda, belleza y bienestar.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *