La actividad física como prevención de la obesidad

La alimentación basada en la ingesta excesiva de grasas saturadas y carbohidratos, junto con la poca actividad física, son factores fundamentales para el desarrollo de adiposidad. Estudios recientes en diferentes grupos poblacionales de edad y sexo, señalan que caminar a paso ligero durante 2 o 3 horas a la semana o realizar 30 minutos de actividad física 4 a 5 días por semana pueden disminuir el riesgo de mortalidad.


Además, se ha demostrado que la actividad física no sólo reduce el riesgo de padecer otras enfermedades crónicas como diabetes mellitus tipo 2, sino también influye en el control de la ansiedad por estrés y depresión.

Actividad física, ejercicio y deporte

Aunque estos tres términos se utilizan de manera indistinta para las personas físicamente activas, pueden tener objetivos diferentes: La actividad física se refiere a la totalidad de la energía que se gasta al moverse, engloba las actividades cotidianas en las que hay que activar el cuerpo, al ejercicio y al deporte. Ejercicio físico es un esfuerzo planificado e intencionado para mejorar la condición física y la salud. El deporte es la actividad física regida por normas y disciplinas.

Al conjunto de habilidades necesarias para realizar tipos específicos de actividades físicas, que ayuden a mejorar el estado de salud se le denomina condición física. El efecto del ejercicio en el organismo, es mejorar la sensibilidad a la insulina y aumentar la disponibilidad de ácidos grasos libres.

Estrategias generales para el control de peso

Es fundamental que en todo tratamiento médico y nutriológico, el profesional de la salud involucre al paciente que padece obesidad tanto en cambios alimentarios, como en la práctica de ejercicio físico.

En cuanto al tratamiento dietético deberá promoverse el aumento en el consumo de verduras, frutas, cereales integrales y líquidos, disminuyendo grasas saturadas y azúcares de la dieta. La utilización de un endulzante no calórico como SPLENDA® Endulzante Sin Calorías, es excelente opción para agregar sabor dulce y controlar el consumo de azúcares simples en la alimentación, además es ideal para bebidas y preparaciones líquidas frías o calientes y espolvorear en postres.

Foto: Cortesía

Acerca del autor: Jazmin Mendoza (670 Posts)

Emprendedora y Directora de Contenidos en Dialogante. Editor en Jefe en @ThePointMx y @MamaEjecutiva_. #BeautyBlogger en @thepinkpoint. Aprendiendo MKTdigital y Community Manager. Amo la fotografía, los libros, el vino, cine, la música y la buena comida. Sígueme en redes sociales.


Jazmin Mendoza

Emprendedora y Directora de Contenidos en Dialogante. Editor en Jefe en @ThePointMx y @MamaEjecutiva_. #BeautyBlogger en @thepinkpoint. Aprendiendo MKTdigital y Community Manager. Amo la fotografía, los libros, el vino, cine, la música y la buena comida. Sígueme en redes sociales.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *